Houdini, el rey de las esposas

Houdini comic

Tengo una extraña relación platónica con el mundo del cómic. Disfruto del bonito arte de la ilustración. Me pierdo en las escenas dibujadas por una mano diestra. En mi infancia disfruté ¡tanto! de ciertas obras en forma de cómic… Pero hoy en día, cuando se trata de varias ilustraciones, una detrás de otra, con la intención de explicarte una historia, paso de puntillas como consecuencia de mis incapacidades.

No es un defecto del cómic, me pasa con todo contenido que consumo en mayor o menor medida, pero con el cómic la sensación de falta de disfrute es mayor. Me explico: leo rápido las novelas, demasiado, muchas veces sin prestar la atención necesaria que requieren. Es un probable defecto que tengo en el funcionamiento de mi sistema de atención. O una serie de hábitos demasiado consolidados. Y al final este hecho conlleva una serie de consecuencias negativas.

Resumiendo, consumo los cómics a grandísima velocidad, sin prestar la atención que merecen los detalles y acabo siempre con la sensación de que “me falta algo”.

Toda esta parrafada para justificar que no soy la persona más adecuada para realizar una crítica con cara y ojos de un cómic, tarea que delegaré en unos enlaces al final de esta entrada. Pero sí me siento con la obligación placentera de haceros llegar la existencia de una obra de este tipo, biográfica, sobre una de las personalidades más famosas y clave de la historia reciente de la magia: Harry Houdini.

El cómic es breve, brevísimo. Se centra en un día de trabajo de Houdini, en una actuación pública y gratuita realizada en el frío mayo de Boston. Ni más ni menos.

Lo más gracioso es que al final del cómic hay unas pocas páginas donde se hace incapié en algunos de los contenidos de las viñetas de la historia. Como si fuera el material a partir del cual se discutiera la lectura en una clase en la escuela. La pena es que no se hayan desarrollado de manera más extensa en el cómic, y es que hubiera necesitado de una muy mayor extensión.

Respecto a los métodos de Houdini, en el relato se “hipotetiza” sobre uno de ellos, pero no es el eje central de la breve historia, ya que éste es la pincelada de la vida del artista.

Concluyendo mi parte, una oportunidad perdida de haber realizado una magnífica obra de uno de los showman más importantes del siglo pasado. Unas migajas que saben a poco.

Y es que cuando tropecé con el cómic pensé que sería genial que existiera uno sobre Vernon, Bertram, Cardini, Marlo, o incluso Ascanio, Pepe Carrol, Juan Tamariz… Pero después de El rey de las esposas pienso que para hacerlo así pues casi que ni nos molestemos.

En definitiva: una curiosidad para los locos de la magia.

Finalmente os dejo con una serie de críticas de personas que entienden más de este mundo, y que por lo que leo, no son tan duros como un servidor:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies